jueves, 18 de abril de 2013

Los tatuajes. Su motivación psicológica.


¿Qué hay detrás de los tatuajes? Su motivación psicológica. 

Significado de la palabra tatuaje

En el cuerpo se expresan las emociones,  por ejemplo cuando una persona siente vergüenza su piel se sonroja, y cuando está nerviosa su piel transpira. Así como la piel nos delata  escenificando lo que sentimos en un lenguaje  no verbal, los tatuajes son marcas, e incluso expresiones artísticas, que intentan poner en evidencia a través del cuerpo, aquello que no puede ser expresado en palabras, o simplemente que las palabras no alcanzan para expresarlo. El tatuaje es entendido como marca o sello que imprime aquello difícil en poner en palabras.  Las cicatrices al igual que los tatuajes son marcas. Son preguntas frecuentes ante cicatrices notorias: ¿Qué te pasó? y ¿Cómo te hiciste esa cicatriz? Las respuestas   explican una historia detrás de esa marca, ya sea un accidente o una operación médica. 

Tatuarse es una forma de tramitar aquello difícil de elaborar psicológicamente. Recordemos que el mecanismo de tatuarse implica agredir la piel, provocar pequeñas lesiones para permitir que penetre la tinta. Esto no es sin dolor físico. Se intentaría calmar un dolor psíquico, angustia, a través del dolor físico.  Recordemos el refrán popular: “la letra por la sangre entra”.  Para tramitar el dolor por la muerte de un ser querido y transitar el duelo, hay quienes se tatúan la imagen del ser fallecido.

Historia y Actualidad

Es conocido que desde tiempos remotos pertenecer a una tribu implicaba compartir el mismo ritual, y estar marcados por un sello, como signo compartido por el resto de los integrantes,  como  rasgo distintivo de ese grupo.  En ese sentido se considera al tatuaje un rasgo que confiere identidad, que marca pertenencia a un grupo, o tribu. Recordemos que los marineros se caracterizaban por tatuarse en sus brazos un ancla o un  timón, propios de su oficio, e incluso símbolos que representaban los distintos lugares geográficos a los que accedían en sus viajes. Generalmente  los marineros, no tenían familia, justamente por sus largos viajes. Se decía que no tenían nacionalidad, y un amor en cada puerto. Entonces el tatuaje, como sello que fija, marca un anclaje, ante tanto vaivén, y devenir de un lugar a otro. En este caso les confiere identidad como pertenencia a un grupo.  Hay grupos de jóvenes que eligen para tatuarse un signo que los represente, como modo de hermanar su amistad.  Por ejemplo, el caso de un grupo de amigas que se tatuaron un corazón pequeño  como modo de perpetuar su amistad.

En la actualidad encontramos las llamadas tribus urbanas,  que diferencian  a los jóvenes por sus diferentes preferencias musicales y tendencias. Así como el modo de vestirse los caracteriza también los tatuajes son entendidos como ropaje que cubre el cuerpo, lo agiorna  y actúa como accesorio, o adorno.  El tatuaje cual marca tribal identifica a una etnia determinada y es un signo de integración grupal.

Si bien es cierto que vivimos en la época del zapping cultural, y efímero,  que se caracteriza por los sentimientos light y transitorios, los jóvenes como modo de sortear los vaivenes de su época, intentan inmortalizar algo, que perdure para siempre, que sea eterno, y que los caracterice y distinga. En este sentido el tatuaje es entendido como marca que identifica, perdura y se perpetúa en el tiempo.  El tatuajes es un anclaje a la realidad, es decir, “todo pasa, pero esta marca quedará”.  Hay quienes se tatúan los nombres de sus hijos simbolizando una relación perpetua. Recordemos  la importancia de los tatuajes, como marcas impresas en el cuerpo, al momento de identificar en la morgue a personas fallecidas no identificadas. 

Según Marco Polo el respeto a una persona se medía por la cantidad de tatuajes que tuviera. El tatuaje se considera un proceso doloroso que la mayoría de las veces se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez.  Hoy en día muchos jóvenes se tatúan sin el permiso de sus padres, como modo de expresar rebeldía e independencia. Incluso se tatúan una vez finalizados sus estudios secundarios, como modo de expresar que han alcanzado la madurez, aunque se diste de obtenerla.  Pensemos: ¿por qué será que los jóvenes ven necesario tatuarse, mostrando cuál trofeo alcanzado un sello, que remarque su paso a la adultez? Me hace acordar esto al cuento popular del sastrecillo valiente, que marcó sobre su cinturón: “yo maté a siete”, de este modo se ganó fama de valiente en todo el pueblo.  Sin haber aclarado que había matado a siete moscas, y no a siete gigantes, como creyeron por un malentendido.  Tatuarse una vez que han finalizado sus estudios secundarios significaría sellar la culminación de una etapa, y el inicio de otra. Pensemos en la similitud con los rituales de iniciación de las tribus primitivas, que marcan el paso de la niñez a la adultez.

El tatuaje se usaba también como castigo, y se aplicaba a los esclavos y criminales para identificarlos, y como modo discriminatorio.  En la actualidad los productores ganaderos, sellan su ganado con una marca que los identifique como parte de su propiedad. Hay tatuajes tumberos, propios de aquellos que se tatúan en prisión, y que algunos adolescentes eligen para demostrar su agresividad, y qué tan rudos y fuertes son ante la sociedad, expresando así que ya no son niños frágiles ni débiles. Quizás como modo de sobrevivir ante su grupo de pares, con características vandálicas, y ganarse el respeto de aquellos a los que se teme.  Podemos pensar en este caso en tatuajes al modo de objeto contrafóbico. Hay quienes se tatúan animales a los que les temen, por ejemplo arañas.

El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, que se tatuaban en sus cuerpos imágenes de dioses.  Se asociaba el tatuaje con prácticas religiosas y mágicas. Se consideraba que era una marca simbólica que permitía que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte.  Está de moda entre los jóvenes tatuarse el ojo de Osiris en la espalda, para protección contra los enemigos, y el signo del Yin y el Yan para alcanzar el equilibrio que necesitan en sus vidas. Hay quienes se tatúan imágenes representativas del horóscopo demostrando su identificación.  Incluso quienes practican artes marciales se tatúan animales relacionados con la mitología de esas prácticas milenarias para apropiarse de sus características, incluso mágicas, por ejemplo al imprimirse un dragón.  De este modo el tatuaje cumple la función de amuleto que brinda protección a quien lo tiene.

Los tatuajes también encierran un simbolismo erótico sexual. Las prostitutas árabes se tatuaban flores en los brazos para atraer a sus clientes. El objetivo era  usar los tatuajes como afrodisíaco y resaltar los atributos sexuales para seducir y atraer.

Más allá del simbolismo que encierra cada dibujo que se imprime sobre la piel, las motivaciones para tatuarse pueden tener una intención dual. 

Algunos intentan diferenciarse de los demás: con una marca única y propia que lo distingue de los demás. Entonces, tras meditar largo tiempo, diseñan ellos mismos el modelo,  o eligen un diseño convencional pero lo modifican con el fin de plasmarle su sello personal.  Pueden elegir estrellas, pero  se tatúan la cantidad que representa a  sus hijos o mejores amigos, y le agregan las iniciales de los nombre, lo que le confiere exclusividad, lo convierte en único y los distingue del resto.

Por otra parte, otras personas se hacen tatuajes para identificarse con los demás. En un grupo donde todos están tatuados, tatuarse significa pertenecer al grupo. Hay quienes se quieren hacer un tatuaje y no saben qué diseño elegir. Es notorio observar en los locales de tatoos personas  que miran detenidamente varios folletos de gráficos y les cuesta elegir el modelo. Al consultar al respecto,  no se tarda en descubrir que quieren marcar, sellar o recordar una situación, un tiempo personal por el que están transitando, independientemente del diseño del dibujo y pueden quizás elegir un dibujo que está de moda, sin pensar en el significado del modelo. Aunque todo dibujo posee un significado inconsciente para quien se lo tatúa. No es lo mismo tatuarse una calavera que una inocente mariposa.

Cada acto de imprimir un tatuaje implica una motivación personal que pone en evidencia un deseo consciente por el sujeto o ignorado por él, es decir que el sujeto no lo tiene presente, y queda dentro del plano inconsciente. Pero más allá de ello, hay un significado, un simbolismo, que resultará interesante descifrar. ¿Tienes algún ejemplo para compartir?
 

19 comentarios:

  1. Muy buen articulo.

    De mi parte les cuento que nací en un hogar tradicional donde se asocia al tatuaje (y claro, al tatuado) con actividades ilícitas y hasta oscuras; sin embargo con el correr de los años y de mis propias experiencias decidí tatuarme una representación de mi familia, en el tatuaje somos tres gorriones que son fácil de relacionar con la posición que cada quien guarda (Padre, madre e hijo)me siento muy contento con el. Lo único que aconsejo es que la decisión de tatuarse sea tomada a conciencia para evitar posibles arrepentimientos.

    Un abrazo a todos!

    ResponderEliminar
  2. personalmente siempre he creído que el tatuaje en si es una forma de automutilación y que las personas con problemas de confianza y autoestima terminan siempre accediendo a este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. podrías fundamentar este punto de vista me es interesante. magneto absor en Facebook gracias

      Eliminar
    2. Automutilación es quitarse algo del cuerpo. Existen ciertas cosas ciertas sobre la ubicación y ciertas cosas que uno se tatue, más que todo la ubicación va muy asociado a lo que es el test de la figura humana ya que sus partes hablan mucho de ello. Hay muchas tendencias al referirse a un tatuaje sobre su significado para definir ciertos rasgos de su personalidad pero no se podrá jamás poner a todos en un saco. Más en mi experiencia preguntando y conociendo a muchas personas con tatuajes puedo decir que si los que tienen muchos suelen estar disconformes con su cuerpo y etc.

      Eliminar
  3. es gente ignorante que paga para que le claven una aguja y le metan tinta en la piel, es lo mismo que los piercing y otras boludeces

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la mujer decide tener un hijo sabe que en el proceso sufrirá molestias, dolores y que el parto pone en riesgo su vida: ello no significa que les gusten las molestias, los dolores o arriesgar la vida, sólo significa que desean tener al hijo.

      Eliminar
  4. Muy interesante y bien reflexionado el tema. Si pudieras agregar algo sobre el tatuaje abundante como una modalidad para siempre estar "vestidos" y no mostrar la propia piel desnuda.

    ResponderEliminar
  5. La verdad yo ni siquiera se de donde nació mi amor por los tatuajes, vengo de un pueblo pequeño donde no recuerdo a algúién con un tatuaje, creo que la primera vez que lo ví, supe que necesitaba hacerme uno, espere cumplir 18 años y me lo hice. No siento que sea una persona con falta de autoestima, ni falta de seguridad, ni mucho menos maltratada, tuve una infancia lo más feliz, mis mejores recuerdos están en mi infancia y adolescencia. Yo solo he tenido dos parejas en mi vida y la primera odiaba mi tatuaje y me hacia sentir mal a respecto, hasta me ofrecio pagarme el procedimiento para retirarmelo, nunca accedí, por otros motivos nos separamos. Conocí al que es mi esposo, y el tampoco le gustan los tatuajes, sin embargo de unos meses para acá, siento una "necesidad" increíble de hacerme otro mucho más grande, y definitivamente me lo haré tan pronto tenga el dinero. No se, si realmente tenga un problema oculto, me considero una persona normal, lo que si podría afirmar es que no siento arrepentimiento. Aveces trato de pensar de donde nace esto en mí, para entender mi agrado por los tatuajes, pero no logró dar con una justificación de porque?...

    ResponderEliminar
  6. En Levítico 19,28 , la Biblia dice: " NO SE HAGAN HERIDAS EN EL CUERPO POR CAUSA DE LOS MUERTOS, NI TATUAJES EN LA PIEL. YO SOY EL SEÑOR.La Biblia prohíbe el tatuaje y piercing.
    Esta escrito "no se harán incisiones en la carne… tampoco tatuajes sobre la piel" (Levítico 19:28). En hebreo, el término se aplica expresamente la práctica del tatuaje. Según la comprensión bíblica, los tatuajes son inaceptables porque ellos son derivados de las costumbres paganas. Srs, les dejo la información para que la consulten, analicen, y obviamente elijan lo adecuado según cada punto de vista, ahora bien les pongo en conocimiento que el creador de todo lo que existe (incluso sus cuerpos) presumo que sabe sobradamente lo que ordena y hace. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Levítico 19:27
      "No cortaréis en forma circular los extremos de vuestra cabellera, ni dañaréis los bordes de vuestra barba."

      Imagino que esto tampoco lo harás, la verdad no es fuente de nada la biblia.

      Eliminar
  7. Me encanto el artículo y creí que ponerse un tatuaje va mas haya de lo correcto o incorrecto, es como comentabas anteriormente, una expresion artística y un sello de mi personalidad... Yo me hice uno hace algunos meses y siempre que lo veo me recuerda su significado y todo lo que implica y me encanta, incluso estoy a punto de hacerme otro... El cuerpo se lastima y lo marcamos en ocasiones con cosas, pensamientos, emociones, sentimientos y un sin fin de cosas que solo nos dañan mas y ¿acaso ponemos atención a eso? Creo que Dios quiere nuestra felicidad así que si somos felices con lo que hemos marcado en nuestra piel adelante solo Él sabe lo que hay en nuestro corazón, saludos a todos y gracias por el artículo ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola Marina: Es un placer saludarte; excelentes comentarios y muy buen post, comparto con tus lectores el siguiente link, que me encanta por su estética y sombolismo: http://tatuajex.com/777/3-estilos-de-tatuajes-de-arboles

    ResponderEliminar
  9. kreo q los tatuajes son en las tribus ancestrales una forma de identifikacion ..grados y rangos pertenencia..hoy los humanos actuales usan lo mismo pero kon una base de sentirce aprobado por los demas demuestra una fuerza interior dirijida hacia los demas hacia lo externo..por falta de edukacion buena..las señales estn dentro de uno..tu kristo interno..si tienes konfianza en ti mismo no nesceitas andar demostrando ni llamando la atencion de los demas..llamentablemente la sicologia academika komo dice el DR: DYER..Prof de Siciologia de La U. de New York..ha ekivokado el kamino haciendo q los participantes dirijan siempre la busqueda de aprobaciones externas..y asi mantenerce sin autoestima y ser dirijido por las señales externas..haciendo q las opiniones de los demas valgan mas q lo q tu piensas de ti mismo..asi q los tatuajes..y todo tipo de elemento q llama la atencion y dice q es un individuo q pertenece a cierto grupo solo esta demostrando su falta de estima..



    Publicado por LEONARDO MANOLO CHILENO AMERICANO julio 23, 2015

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho el artículo: muy completo y claro. Muchas gracias por compartilo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante tu información, yo he dado por varios años hacerme un tatuaje, mi mayor temor ha sido la respuesta de mis padres, y eso que tengo más de 25 años, pero ha sido mi mayor temor, pero he decidido hacerlo en un poco más de una semana. No creo ni pienso que sea falta de autoestima o algún problema psicológico que venga desde una infancia vacía, es solo gustos, siempre me han gustado, a mi pareja y mi familia no, es más de gustos y no algo que venga de alguna situación mental.

    ResponderEliminar
  12. Me tatué a los 45 años la imagen de Shiva, siempre me sentí unida a su energía, 8 años practicando Yoga. Y atravesaba un momento de cambió profundo. En una meditación petcibí en mi espalda el tatuaje, luego en un sueño,siempre lo quise hacer. Sentí que esta prueba que atravesaba me dió la fuerza para hacerlo y viceversa. Y aqui estoý feliz!!! OM SHIVA OM.

    ResponderEliminar
  13. un tatuaje es ante todo SIMBOLO DE LIBERTAD, importa poco la critica y juicio de los demas aunque claro, el que mas se espanta y critica es el esclavo unico de sus prejuicios,esto es solo cuestion de respetar y no juzgar

    ResponderEliminar
  14. Hacerse un tatuaje, como jugarse una ficha en el casino, como tomarse una copa de vez en cuando no debería ser motivo ni siquiera de análisis profundo. Pero cuando una persona no puede parar de hacerse tatuajes es como cuando no puede parar en todo lo demás. Implica estar haciendo algo compulsivamente en forma OBSESIVA. El problema no es un cuerpo lleno de tatuajes: habrá a quienes les gusta más y a quienes les gusta menos. El problema es no poder parar de hacerlo. Como no poder parar de hacer cualquier otra cosa en la vida, desde la obsesión por el trabajo a no poder dejar de hacerse cirugías estéticas. No son gustos adquiridos o sofisticados. Son obsesiones cuyo origen seguramente obedece a miles de razones como individuos obsesivos existen. TOC que le llaman.

    ResponderEliminar
  15. Es curioso el gran número de tatuados entre actores/actrices eróticas o concursantes de realitys nudistas. ¿Hay una posible relación entre personalidades exhibicionistas y tatuajes?

    ResponderEliminar